Con la tecnología de Blogger.

Comunicado Público de Ramón Llanquileo, P.P.M. CAM

>> martes, 23 de octubre de 2012

Angol, 23 de Octubre de 2012

A mis hermanos Mapuche, y a la opinión Pública en General:

Que estos días ha llegado a mis manos la última edición del periódico Le Monde Diplomatique correspondiente al mes de Octubre, en el que aparece un artículo relacionado con la lucha Mapuche, escrita por José Huenchunao M. que se titula “Resistencia y Reconstrucción del Pueblo Nación Mapuche”, lo que ha motivado el presente escrito.

Para cualquier lector es un análisis muy interesante y personalmente debo hacerle un reconocimiento a la forma como aborda “El conflicto Mapuche”, su situación actual y el rumbo que debiera tomar quizás para enmendar algunos errores. Esto sin duda es un aporte importante y contribuye al debate. Antes de continuar debo dejar claro que mi intención en esta nota no es denostar a quién escribió dicho artículo, tampoco tiene que ver con cuestionar el correcto análisis y los antecedentes que se exponen sobre la parte principal del conflicto, ya que estos en su mayoría están plasmados en los documentos del planteamiento político-estratégico de la CAM.

Pero en lo que no estoy de acuerdo, es en la parte en la que presenta la “Iniciación de la Lucha Mapuche” con mayor calidad, tanto de los cuadros políticos, como de las definiciones políticas y estratégicas, tergiversandola, cuando dice: “El movimiento Mapuche más Autónomo (las comunidades en conflicto), participaron en la creación de una instancia de coordinación de comunidades de la zona de Arauco y Malleco”, lo que no es correspondiente al hito histórico que es el surgimiento de la Coordinadora Arauco Malleco -CAM-.

Esto lo considero un hecho de extrema gravedad, ya que él es un dirigente Mapuche que participó como miembro y vocero de la CAM, pero que hoy pretenda borrarnos de un plumazo, resulta por lo menos extraño, y es justamente a las expresiones de lucha más consecuente de los últimos tiempos, en este sentido a la CAM.

Considero aún más grave que él, conscientemente, se sume a las campañas de invisibilización que vienen emprendiendo desde hace muchos años nuestros enemigos más directos; el empresariado forestal, los grupos económicos transnacionales y el Estado Chileno que actúan como guardianes de esos intereses capitalistas, y ha sido precisamente a través de sus medios de comunicación masivos, los que son utilizados como métodos de tergiversación y de manipulación de la información, sobre los contenidos de nuestra propuesta política y de nuestro accionar de lucha revolucionaria, lo que están basado en sus dos pilares fundamentales, la Resistencia y la Reconstrucción Nacional  para avanzar hacia un proceso de Liberación Nacional Mapuche.

Las razones que tienen nuestros enemigos las entendemos y no nos sorprenden a pesar de los golpes que hemos venido recibiendo, seguimos siendo ejemplo de moral y conservamos intacta la ética revolucionaria ya que seguimos siendo organización. Como CAM no nos hemos arrodillado para recoger las migajitas traducidas en proyectos asistencialistas, tampoco hemos ido en busca de pequeñas concesiones de participación política en sus estructuras de dominación, por lo tanto la CAM como organización no es responsable de que algunos procesos de lucha en la zona de Arauco se hayan mezclado producto de las negociaciones desarrolladas por algunos dirigentes Mapuche con el Estado Chileno, a espaldas del movimiento más consecuente.

Todo esto lo planteo con respeto y es porque me siento responsable de exponer las verdades, ya que como miembro y dirigente de la CAM, soy conocedor de los hechos políticos sucedidos en Arauco, además que pertenezco a la zona de Lleu-Lleu y vengo participando desde fines de 1998 y retengo en la retina y en la memoria a quienes tambalearon por buscar beneficios personales otorgados por el Estado, con el fin de quitarnos la base social, lo que implica sin duda seguir construyendo con mayores esfuerzos y con mayor compromiso. Hoy, podemos decir mirando de frente y con la moral intacta, que la CAM existe y es ejemplo de dignidad, por tanto no la podrán borrar de un plumazo de la historia que se ha comenzado a escribir.


Ramón Llanquileo
P.P.M. CAM

0 comentarios:

RECUPERAR NUESTRAS TIERRAS NO ES DELINCUENCIA RESISTENCIA Y AUTODEFENSA NO ES TERRORISMO

"En tanto, que para los presos políticos mapuche, imputados en este Juicio, se trata de un proceso de recuperación de tierras y reivindicaciones históricas del Pueblo Nación Mapuche, en el cual se desarrollaron ejercicios básicos y necesarios de auto defensa en el marco de la resistencia de las comunidades mapuche, en resguardo de sus derechos fundamentales"
Loading...

Seguidores

Páginas vistas en total

  © Blogger templates Inspiration by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP